sábado, 24 de agosto de 2013

Reflexión personal



Las dos rosas rojas

·         Al ver las dos rosas rojas sobre el  fondo blanco del mantel del ambón, constataba que permanecían  abiertas, elevadas, con el color encendido y  hasta con perfume, despertando nuestra alegría
·         Entendía que con ellas queríamos alabar al Creador, a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo
·         Me sugirió comprender  que esas sencillas rosas  permanecían en aquella actitud de lozanía, de disponibilidad, de reverencia, de alabanza a pesar de  que se les había cortado del tronco que les daba la vida
·         Aprendía con aquel gesto  que  mi actitud ante los demás , ante mi Dios, tendría que ser de igual modo que el de las rosas, dejando asomar  la alegría interior que genera su Presencia, a pesar de que hubiera sufrido cualquier ofensa menor, pues aun afectando el daño a mi vida, cualquier gesto de esa índole no llega a atentar contra ella
·         Pensé que seguimos ofertando flores, fuegos artificiales, velas e incienso y continuamos por otro lado con nuestras murmuraciones, criticas, condenas, maledicencias, difamaciones, desprecios, envidias, rencores, silencios, ofensas, ausencias, trampas, robos, mentiras, rupturas, insultos…Nuestros ojos miran sin ver, el corazón no escucha, y en el rostro mustio desaparece la sonrisa 
·         En nuestros encuentros, reuniones  y celebraciones  seguimos ignorando el nombre de quien está a nuestro lado y le llamamos, sin embargo, con los labios,  hermano
·         Seguimos ofreciendo  como alabanza, las vidas de las flores, en este caso,  pero no nuestras vidas
·         Seguimos cumpliendo la norma y olvidamos la acción de gracias…  para celebrar  LA ACCION DE GRACIAS
-  El rito  que quiere ser, significar un  gesto de solidaridad  con los demás, se penetra de la rutina, y nuestro compromiso con el otro  en la colecta, se traduce en calderilla
·         La reflexión que sigue  a la visión  de las dos rosas rojas se produce  como consecuencia, quizá del mantel blanco  que refuerza el verde de las hojas y el rojo de los pétalos
·         El hecho me hace entender que en ocasiones  necesitamos la referencia del otro o  lo otro para poder ver lo que permanecía oculto, estando a la vista
·         Cuántos gestos  y actitudes derramando amor, se producen a nuestro lado sin poder gozarnos  de la verdad que se nos regala, pues todo contiene una enseñanza capaz de colmar nuestra sed de luz y permanecemos sin asomarnos a la Fuente que la genera
·         Contemplando la naturaleza toda,buscando la luz del sol para vivir,  podríamos entender la importancia, la necesidad de buscar  la LUZ( Verdad) que puede saciar el ansia de felicidad que hambrea nuestro espíritu
·         Se sacian nuestros apetitos todos pero seguimos con hambre, porque nuestra identidad más profunda es el Alma, el espíritu de Dios en el hombre. 
·       Y asi no advertimos  que es la gratuidad, la donación  y la comunicación abierta, la ley que rige el proceso de la vida, generando equilibrio, avanzando en perfección, apostando por la vida como razón primera, como nos lo enseña la célula que para dar la vida se parte a si misma
·         Como tampoco llegamos a entender  que en el  proceso  evolutivo, donde la perfección es una constante,  la vida se produce  por el encuentro de lo distinto. ¡Cuántas guerras  se han producido al no aceptar  lo diferente!
·         O al caminar por las calles alquitranadas o penetradas de cemento advertimos como la vida sigue abriéndose camino, dispuesta  a germinar y crecer en medio de las rocas, del cemento  o el alquitrán proclamando a voz en grito ¡LUCHA!,¡VIDA!
·         No vemos en la ceguera/limitación  de nuestras razones, como todo, todo, el Universo mismo, parece estar en función del la Vida…Y nosotros vivimos sin gozarla a pesar de  experimentarla. 
·         Y no es solo el hecho biológico que ya tendría que ser motivo de asombro, sino además la capacidad  de Pensamiento de que está dotado el ser humano para  definirla, valorarla, admirarla,  cantarla.
·         Y hasta en los colores podemos encontrar el sentido de fiesta  que ha de tener nuestro existir ( gracias a la luz) pues todo lo podemos percibir  en los colores  en que se manifiesta toda la naturaleza.
-   Al releer la afirmación anterior  he entendido que podemos experimentar la VIDA Y LA ALEGRIA  buscando la LUZ  capaz de iluminar nuestro interior

·         Nuestra razón nos enseña que todo lo hecho por el hombre antes estuvo en su pensamiento…Pero somos incapaces  de admitir  el  PENSAMIENTO  que generó el Universo , la Vida , el Hombre  a imagen y semejanza  del Creador.
·         Consumimos nuestras vidas  en la tarea  investigadora  que busca señales del hombre  inteligente en los umbrales de la historia, admirándonos de sus logros a partir de los útiles de trabajo para la caza o la agricultura y somos incapaces de admitir  la Inteligencia Creadora que se manifiesta en todo lo creado ajustado a peso, número y medida  como dice el Eclesiastés o como constata el científico que descubre  que los fenómenos físicos se ajustan a fórmulas matemáticas.
·         Sucede, como entonces, que se cumple lo que El dijera que “viendo no ven  y oyendo ni oyen ni entienden”
Juan Pedro Mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada