jueves, 3 de octubre de 2013

ACTIVIDADES OMI



Organización Marítima  Internacional (OMI)

ASISTENCIA TECNICA
El objetivo del programa de asistencia técnica de la OMI es ayudar a los países en desarrollo a ratificar los convenios de la Organización y a alcanzar los niveles dispuestos en convenios marítimos internacionales tales como el Convenio SOLAS y el Convenio MARPOL. Como parte de este programa, la OMI contrata a cierto número de asesores y consultores para asesorar a los Gobiernos y cada año interviene, como organizadora o participante, en numerosos seminarios, cursillos y otras actividades para asistir en la implantación de las medidas de la Organización. Algunas actividades tienen lugar en la sede de la OMI, muchas otras en los propios países en desarrollo.

En 1977, tras reconocer la importancia de implantar los instrumentos adoptados, la OMI dio los pasos necesarios para institucionalizar su Comité de Cooperación Técnica, siendo así el primer organismo de las Naciones Unidas en hacerlo.

La OMI ha establecido una presencia modesta en determinadas regiones en desarrollo, facilitando así la aportación de la OMI a las políticas de desarrollo nacionales y regionales y participando activamente sobre el terreno en el desarrollo, puesta en práctica y coordinación de la ejecución de su Programa integrado de cooperación técnica (PICT). En la actualidad, la OMI cuenta con un asesor marítimo regional para el Caribe con base en Puerto España (Trinidad y Tabago), y cuatro coordinadores regionales con base en Abidján (Côte d’Ivoire) para África occidental y central (francófono), Accra (Ghana) para África occidental y central (anglófono), Nairobi (Kenya) para África oriental y meridional, y Manila (Filipinas) para Asia oriental.
Un elemento clave del programa de asistencia técnica es la formación. Las medidas de la OMI sólo pueden llevarse a la práctica eficazmente si las personas responsables han recibido la debida instrucción, razón por la cual la OMI ha contribuido a crear o mejorar las academias de formación marítima en muchos países de todo el mundo. Algunas de éstas atienden exclusivamente las necesidades nacionales, en tanto que otras se han creado para ocuparse de las necesidades de una región, criterio muy útil cuando la demanda de personal adiestrado en los países no es suficiente para justificar las considerables inversiones económicas que se requieren a fin de establecer instituciones de esa naturaleza. La OMI ha elaborado una serie de cursos modelo para los centros de formación.

Si bien la OMI facilita apoyo técnico para tales proyectos, la financiación procede de diversas fuentes, como los fondos fiduciarios de donantes múltiples, los acuerdos financieros suscritos por la OMI y las organizaciones donantes, así como mediante acuerdos de asociación con varios países. Asimismo, diversos países aportan generosas contribuciones en especie, por ejemplo, proporcionando medios de acogida para la celebración de cursillos y brindando oportunidades de formación para cadetes y otro personal procedente de países en desarrollo. De esta manera, la OMI ha conseguido establecer con éxito un programa de becas que, a lo largo de los años, ha ayudado a la formación de miles de personas.

De todos los proyectos de asistencia técnica de la OMI el más ambicioso es la Universidad Marítima Mundial, en Malmö (Suecia), que se inauguró en 1983. Su objetivo es proporcionar medios de formación de alto nivel para el personal de países en desarrollo que ya ha alcanzado un nivel relativamente alto en sus propios países pero que se beneficiaría de una formación superior intensiva. La Universidad tiene capacidad para impartir formación a unas 200 personas al mismo tiempo, en cursos de uno o dos años de duración.

La OMI también fundó el Instituto de Derecho Marítimo Internacional, en Malta, para ayudar a garantizar la disponibilidad de suficientes expertos en derecho marítimo con los conocimientos y habilidades necesarios con miras a facilitar la implantación y el cumplimiento del derecho marítimo internacional, particularmente el vasto conjunto de normas y reglamentos elaborados bajo los auspicios de la OMI, especialmente en países en desarrollo.

Desde el 2006 existe una vinculación entre el PICT (Programa integrado de cooperación técnica) y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas con el objeto de garantizar que se otorga mayor prioridad a las actividades del PICT que contribuyen al logro de los ODM, teniendo en cuenta las necesidades especiales de los PMA y los PEID, así como las necesidades especiales de África en el ámbito del transporte marítimo.

La OMI está prestando más atención a la cuestión del desarrollo sostenible. Este interés se pone de manifiesto mediante el apoyo prestado a las iniciativas nuevas que promueven el desarrollo marítimo sostenible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada