sábado, 20 de julio de 2013

ORACION I



+En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo




TEMPESTAD

Me inunda la tristeza
Tal vez fuera el silencio
por la ausencia de noticias..
Esperaba alguna carta,
al llegar a puerto.
Se oscurece el alma,
y el corazón desorientado
exclama, ¡Cómo puedo ,
Señor, si estás en mi,
vivir tanta soledad,
no sentir el gozo
de tu amor, de tu Presencia!.
Busco tu rostro, tu mirada,
en la tempestad de un mar,
el de mis sentimientos,
agitado por recuerdos, ausencias,
interrogantes, temores, soledades.
Cuando es mayor el lamento,
apareces dormido,
en mitad de la tormenta.
Y escucho el clamor
de tus amigos, llenos de espanto:
¡Que nos hundimos!
Oigo así tu voz
que me recuerda que estás;
aunque duerma, me dices,
yo Soy; tu fe se prueba
con mi silencio.

Experiencia en Guayaquil 1971


Evangelio Mc 4, 35-40

Este día, al atardecer, les dice: « Pasemos a la otra orilla. » Despiden a la gente y le llevan en la barca, como estaba; e iban otras barcas con él. En esto, se levantó una fuerte borrasca y las olas irrumpían en la barca, de suerte que ya se anegaba la barca. El estaba en popa, durmiendo sobre un cabezal. Le despiertan y le dicen: « Maestro, ¿no te importa que perezcamos? » El, habiéndose despertado, increpó al viento y dijo al mar: « ¡Calla, enmudece! » El viento se calmó y sobrevino una gran bonanza. Y les dijo: « ¿Por qué estáis con tanto miedo? ¿Cómo no tenéis fe? . Se quedaron espantados, y se decían unos a otros: "Pero, ¿quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!"



ORACION



Que tu Espíritu Señor  ilumine mi historia y haga germinar en mi el amor, tu Amor. La oscuridad de la soledad fría, desaparece. Ya “eres” EL, Tú y  el Otro; los demás ya no son ausentes. Eres COMUNIÓN, IGLESIA. La TRINIDAD  penetra la identidad humana, y la diviniza, engendra el Hijo de Dios. Necesitas amar como El.. Es su IDENTIDAD que habita en ti. Amar, servir es ya una vocación  y la razón de tu existir. Ser PAN y VINO para los otros. Se  diluyen tus ansias, El amor crece, cuando te das. Que tu Espíritu Señor fecunde mi alma

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada