domingo, 21 de julio de 2013

Conclusiones y propuestas que sugiere el abandono de barcos en puerto con tripulaciones a bordo




 Abandono de barcos en Tenerife : cooncluisones y propuestas del APOSTOLADO DEL MAR
La experiencia adquirida por la Delegación Diocesana  de la Pastoral del Mar de Tenerife, con la M/N City of Tema, que permanece en el Puerto de S/C de Tenerife desde el 3 de junio de 2006, con carga perecedera a bordo, inmovilizado por  un MOU de la Inspección de Capitanía de Puerto, y abandonado por su Armador y Fletador, nos lleva a reseñar las siguientes conclusiones:

  • En general constatamos la evidencia de que no existe una respuesta rápida que satisfaga una situación de abandono de estas características (abandono total)  en las que el marino se puede ver sumergido y en las que las familias son las primeras y más gravemente afectadas.
  • Problemas  para la financiación de la repatriación que se tendría que producir por este orden: el armador, el Estado del pabellón que enarbola el barco, el Estado del puerto  en el que el buque está atracado (Convenio 166 OIT o de repatriación).
  • Problemas para satisfacer la deuda salarial al no disponer de  ningún fondo  internacional de garantía.
  • Proceso judicial muy largo y que tiene que sufrir, sin  culpa ninguna, el marino y su familia (podría pasar un año o más para recibir los salarios adeudados).
  • La información y acompañamiento jurídico, así como la atención médica que fuera preciso realizar (experiencias  en el City of Tema y M/N Guajira) entran también en el servicio que tienen que prestar las organizaciones  de carácter humanitario. El apoyo moral en estas circunstancias se hace muy necesario, y junto a la labor de ocupación del tiempo de ocio, contribuyen a paliar la situación depresiva propia de estas circunstancias.
  • No se contempla ninguna medida para aliviar la situación de total abandono: sin energía eléctrica que proporcione alumbrado a bordo, sin medios para los servicios de higiene, sin alimentos, sin agua potable, sin recursos para la comunicación telefónica no sólo familiar, sino ante cualquier situación de emergencia que pudiera producirse a bordo, sin recursos para los desplazamientos  que precisaran hacer, etc.
  • Constancia de desamparo que experimenta el marino con  un déficit de medios y recursos,- con la agravante añadida del idioma y el desconocimiento del lugar y sus leyes-, para la  exposición y gestión de sus circunstancias y que permita una solución rápida y eficaz.
  • La ausencia de un seguimiento (criterios semejantes a las inspecciones de trabajo) de la situación sociolaboral de las tripulaciones de los buques que llegan a puerto o que parten de él, sin haber resuelto sus dificultades, entre las que se constatan, en ocasiones, las presiones que puedan sufrir, no sólo de la empresas, sino de las agencias contratantes en los países de origen.
  • En  el momento actual que  vive la familia, y que se ve agravada por las circunstancia de la vida del marino, un hecho de abandono  y de impago de salarios, supone un golpe  muy duro, no sólo para la dignidad de los profesionales de la mar, que en  estos casos tienen que depender de organizaciones humanitarias del lugar, si las hubiera, sino que afectan de manera especial a  basamentos importantes de la vida familiar (economía, comunicación, conflicto, lejanía).
  • La acción de la ITF, siendo muy importante, no cubre todas las necesidades que una situación de estas características puede generar. En nuestra opinión requeriría de la solidaridad de las organizaciones sindicales locales.
  • Los servicios de  hospedería de las Casas del Mar tienen que estar abiertos a paliar  las circunstancias relativas a las necesidades primarias  de la persona  (vivienda, alimentación, higiene y sanidad).
  • Sensibilidad deficitaria de las organizaciones políticas, económicas, sociales y laborales, que hemos podido  constatar por  las respuestas que han dado ante estos hechos que se hicieron públicos, atrapadas, tal vez  en los intereses particulares. También  conviene reseñar alguna excepción que supedita el interés particular a lo humanitario.
  • Supone un  agravio comparativo que sufren los marinos en buques de Bandera de Conveniencia (BDC) y que afecta a los derechos humanos al estar condicionado su salario por los criterios económicos de su país de origen, dándose la circunstancia de  que su compañero,  en idénticas condiciones de trabajo, pueda percibir dos o tres veces más .
  • Las empresas navieras , especialmente las BDC, se les permite entrar en el mercado sin que su estructura jurídico-mercantll  se ajuste a cualquier criterio de mínima responsabilidad civil, lo que origina el posterior desamparo de marino en las situaciones de abandono

Estas  realidades  nos llevan a proponer:

+ Crear en el Puerto una oficina de atención al marino. El Trabajador Social, responsabilizado de la misma, haga seguimiento  de las tripulaciones de los buques que llegan a puerto, especialmente a los de pabellón BDC / FOC. Su labor puede coordinarse con alguna/s organización humanitaria que desarrolle su actividad en el mismo, así como de los medios y servicios de las organizaciones sociolaborales (policía portuaria, de frontera, aduana, sindicatos locales, Capítanía Marítima, ITF)  que hubieran en el puerto . Al igual que los aspectos técnicos, de seguridad  y económicos precisan de un seguimiento por personas especializadas al efecto, los  aspectos sociolaborales,  que se traducen en el bienestar del marino, exige igual trato.

+La fianza que exige la tramitación del embargo preventivo de un buque, por los salarios debidos a la tripulación que se ve en una situación de abandono total  y sin recursos, y confirmada por las organizaciones humanitarios y sindicales,  debe  de estar en función de los medios  visibles disponibles, o bien , si procediera,  exento de cualquier fianza 

+ Valoración por  la junta de emergencia o crisis - formada por Agencia Consignataria, ITF, Autoridad Portuaria, Apostolado del Mar y Tripulación -  del tiempo que precisaría la solución satisfactoria ( pago de salarios y repatriación) de los marinos .Determinar plazos y acciones que incluye la repatriación.

+ La repatriación financiada por el Estado  del Puerto donde se produce el abandono,  al constatar dificultades por la bandera del Armador o la del barco se debe de realizar  de acuerdo con el marino una vez presentada la demanda de embargo preventivo y con la ayuda ( que puede recuperarse  con la venta/subasta del barco) de un mes de salario. Se le debe de garantizar  también que el barco mantenga su inventario intacto.

+ Las dificultades que  se produce en el ánimo del marino para ser repatriado sin sus salarios, exigen el acompañamiento de expertos  que le ayuden a comprender la situación y a optar por la vía  mas racional.

+ Mayor presencia y eficacia de la Institución  de la Administración, que tiene entre sus obligaciones, el desarrollo del Convenio 163 de la OIT, también llamado Convenio del Bienestar del Marino  (a bordo y en puerto). En España ISM o su semejante en la Comunidad Autónomo a donde haya sido transferida las Competencias

+ La promoción y constitución de la JUNTA DE BIENESTAR DEL PUERTO, órgano de coordinación de las instituciones y organizaciones empresariales, sindicales y humanitarias cercanas al mundo de la mar (propuesta 9 de la Recomendación 173 de la OIT).

+ Elaboración de un protocolo claro ( Convenio/ Normativa  internacional )l que describa el procedimiento a seguir en las distintas circunstancias de abandono que se produzcan y que sean de obligado cumplimiento para todas las naciones. El protocolo debe de atender, al hospedaje, alimentación, higiene, servicios jurídicos, sanidad y  oficina de coordinación y gestión.

+ Inmediata información a los puertos del territorio Nacional y, especialmente al  puerto de destino, de alguna situación irregular que se detectara en algún barco y no fuera solucionada durante  su  estancia en el puerto de arribada. La vía informática (c-e y web ) es un medio que permitiría trasladarla a cualquier lugar del mundo.

+ La presencia activa de las Asociaciones profesionales del mundo de la mar, pueden y deben prestar un importante apoyo, coordinadas con los otros recursos humanos, tanto, en cuanto a logística se refiere, como en la sensibilización  a través de los medios de comunicación.

+ Dotación de un fondo de solidaridad en todos los puertos, con el que se pueda dar una respuesta rápida a la situación de los marinos, que se ajuste al criterio de abandono total. Contribuyen al mismo: A. Consignatarios, Empresas portuarias, Armadores, Autoridad Portuaria, ISM, C. Asuntos Sociales y Empleo de la Comunidad Autónoma Al mismo tiempo urgir insistentemente a las Autoridades competentes  para que los marinos tengan asegurada esta ayuda de manera rápida, sin prolongar su estancia en los puertos donde el buque haya sido abandonado. Este FS colaboraría con una situación de estas características, que ocurriera en el territorio Nacional. La gestión estaría  a cargo de la Junta de Bienestar o una comisión de la misma.  

+ Las Organizaciones  ubicadas en un puerto y que desarrollen una labor humanitaria con los marinos, pescadores y sus familias, puedan acceder al fondo descrito anteriormente, presentando el proyecto correspondiente

+Las agencias de contratación  de marinos para  barcos de cualquier compañía, deben  informar  al  solicitante del historial del buque y garantizar la solvencia de la empresa para la que le contrata. La confianza depositada por el marino en su gestión  conlleva  la satisfacción de  responsabilidades  .

+Exigir que todas la empresas navieras contraten  un seguro que satisfaga los salarios adeudados al tripulante  de dos meses si se presentara esta circunstancia, así como el importe de la  repatriación o traslado al lugar de origen.

+Generar acuerdo  que favorezca la incorporación de un marino abandonado  en otros barcos que demandara mano de obra de las mismas características de los que están abandonados

+Todas las empresas navieras  que acceden al mercado- especialmente las BDC- tienen que definir con claridad los elementos de identidad jurídico-mercantil que satisfagan el protocolo  de seguridad marítima en cuanto a las relaciones laborales se refiere.

+Proponemos que se globalicen los derechos de los marinos, ajustándose  a  criterios que respondan a los derechos humanos, reconocidos por los organismos internacionales. Avanzar de manera real en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio. Los salarios tienen que tener como referencia, el trabajo, el tiempo, el riesgo, la responsabilidad, la dignidad, el derecho. La referencia única la nivel de vida del país de origen , genera en muchos caso un grave  agravio comparativo que atenta contra los derechos de la persona. Se da la circunstancia de sueldos de 3er mundo  para  gastos que necesitan realizarse en  países de un  elevado nivel de vida.

+Si, proporcionalmente, el riesgo en la mar es 25 veces  más que en cualquier actividad laboral en tierra, los criterios de seguridad de los marinos  tienen que estar en esa misma proporción.

+ Gestionar  la posibilidad de reembarcar las tripulantes afectadas y que así lo deseen otras barcos cuyas navieras  demanden  trabajadores con similares cualificaciones. Con este fin recabar información de las empresas y confeccionar bolsas de trabajo .

 + De acuerdo con los servicios de Bienestar social de la Comunidad donde esté el buque abandonado promover  cursos de informática, idiomas etc.
Según datos recogidos por la OM,I el 90% del transporte de mercancías se realiza por vía marítima. Son los barcos los medios que lo realizan. Son pocas las personas (1.2 millones que significan el 0´019 de todos los beneficiados) las que llevan adelante esta tarea y de las que dependemos  muchos, todos. Es evidente la obligación y la deuda que tenemos contraída con la gente de la mar.

+ Aunque la Resolución 930 de la OIT  no obliga a los estados miembros, su contenido es la respuesta esbozada por los técnicos de ese organismo para responder a estas situaciones de abandono  de barcos con tripulaciones a bordo. Ese documento debes ser  el referente para la actuación del Estado miembro en cuyo territorio se produzca un hecho semejante

En consecuencia agradeceríamos que la Autoridades, Instituciones y Organizaciones cercanas al mundo de la mar, contrasten los criterios descritos, se completen si fuera necesario, y se asuma responsablemente una más eficaz gestión en  favor del bienestar  de la gente de la mar, de la que tanto dependemos todos. 


ASOCIACIÓN  “STELLA MARIS TENERIFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada