jueves, 25 de julio de 2013

El otro, razón del yo



Tema de reflexion  V
 El otro, razón del yo
·        La vida ,que incluye en el humano, pensamiento, razón, libertad, inteligencia,  sentimientos, ternura, creatividad, memoria, etc  es el “ Bien ” más extraordinario, en la realidad del Universo conocido
·        Los tiempos, las etapas, las diferencias, los tamaños, la organización, el orden, la perfección etc. hablan de un Proyecto, de un Ser Capaz e Inteligente
·        La comunicación es una situación constante  en todas las cosas vivientes o no. El encuentro es consecuencia y  hecho causal
·        El sol, el aire, el agua, desde la perspectiva  de la vida,  están en función de la vida
·        Nada de lo que vemos está en razón de si. Todo lo que nos rodea sostiene  la aparición de la vida  y su proceso. Cada elemento contribuye a ello. El ser humano es la plenitud actual  del proceso.
·        El yo, es el estado de la vida dotado de pensamiento y libertad, fundamentos de la racionalidad (capacidad de ordenación de los elementos y hechos, que favorecen  el proceso de la vida)
·        El yo deficitario de comunicación/ encuentro es soledad, es la sinrazón, lo irracional. Lo otro, el otro, es motivación, para lo racional.
·        La Comunicación produce equilibrio. Los desequilibrios generan conflictos.
·        El ser humano genera desequilibrios  tanto en relación con los demás como en su relación con la Naturaleza, lo que diagnostica su situación
·        Sólo  cuando desde el amor el otro ocupa el pensamiento, el sentimiento, la conciencia del yo, aparece la comunicación y desaparece la soledad.
·        La razón, los sentimientos y las sensaciones del yo enriquecen al otro cuando es oferta/abierto; precariedad  y aislamiento de todos  si es posesión/cerrado.
·        El otro parece ser, en consecuencia, la razón del yo.
·        La importancia y trascendencia del otro, para el yo, aparece en la pareja humana. La felicidad del otro es tu propia felicidad. Ambos se regalan mutuamente, el amor de ambos es razón y referencia (identidad) del hijo.
·        El yo será más, cuanto más es el otro en él ( aplicación de la aritmética   uno más uno igual dos). Priorizar el yo supone  marginación, pobreza y soledad. Nuestra identidad  se fortalece cuando responde a su vocación primera
·        La estabilidad y la armonía aparecen con la comunicación, porque responde a su vocación más profunda. La armonía es la plastificación  de la felicidad
·        El otro está  plenificado en el yo, desde el gesto de aceptación total.
·        La aceptación incluye el perdón: experiencia racional del amor, no su origen.
·        El AMOR  contiene la comunicación, la paz, la armonía, la estabilidad, el saber, la ciencia, la creatividad, la ternura, la eternidad, la racionalidad, la inteligencia, la justicia, el derecho, la verdad, la libertad, la bondad, la misericordia, la gloria, la plenitud, el equilibrio, la perfección, lo finito y lo infinito. Dios es amor, el Amor es acción de Dios. Jesús es el Amor encarnado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada