domingo, 20 de septiembre de 2015

Experiencia del Comité de Solidaridad o Junta de Bienestar de Barcelona



El Comité de Solidaridad con la Gente de Mar de Barcelona participa en un proyecto internacional de promoción de 
Juntas de Bienestar en los puertos

El Comité de Solidaridad con la Gente de Mar fue fundado en Barcelona en 1997 y sus miembros actuales son: Autoridad Portuaria de Barcelona, que ostenta la presidencia, el Instituto Social de Marina, la asociación de consignatarios, ITF, la Corporación de Prácticos, Remolcadores de Barcelona, Asociación de Capitanes de la Marina Mercante, Sociedad General de Jefes y Oficiales de Máquinas y el Apostolado del Mar, que ostenta la secretaría

En el siglo XXI las tripulaciones suelen ser multinacionales, disponen de poco tiempo para salir a tierra y pueden acusar mucho el aislamiento, lo cual puede afectar a su calidad de vida. El Convenio de Trabajo Marítimo 2006 (CTM) de la OIT lo tiene en cuenta y destaca la importancia que tiene para las tripulaciones el acceso a los servicios de bienestar en

puerto, promoviendo e instando a los Estados en la Regla 4.4 a establecer juntas o comités de bienestar a nivel local de los puertos y a nivel nacional.

     La organización más antigua en este sentido es el Merchant Navy Welfare Board del Reino Unido, junta nacional que desde 1948 coordina las juntas de bienestar de los puertos británicos.

     El capitán David Parsons, director del Merchant Navy Welfare Board del Reino Unido, visitó Barcelona los días 9 y 10 de septiembre, participando de una reunión del Comité de Solidaridad con la Gente de Mar del puerto de Barcelona e intrevistándose a diversas organizaciones portuarias, miembros del citado comité.


¿Cuál es la función de las juntas de bienestar y quién debe formar parte de ellas?
Las juntas de bienestar, tal y como las prevé el CTM 2006 y anteriormente el Convenio 163 de la OIT, deben reunir a los diversos actores del tráfico marítimo y portuario, como son armadores, consignatarios, autoridades portuarias, capitanías de puerto, sindicatos, prácticos, remolcadores, etc., así como aquellas organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan por el bienestar de los marinos, como es el caso del Apostolado del Mar.

       La función de esos comités o juntas, a nivel local (Port Welfare Committee) es el promover la prestación de los servicios de bienestar en un puerto determinado, y controlar la calidad y adecuación de los mismos y velar porque haya medios económicos para sostenerlos.

      Los servicios de bienestar requieren de quien los preste directamente, pero también de los medios económicos suficientes para llevarlos a cabo. Estos medios pueden provenir de cuotas que abonen los armadores de los buques que entran en un puerto, de subvenciones oficiales, ayudas privadas, etc. Adicionalmente las juntas de bienestar pretenden una relación fluida y estrecha entre los diversos agentes involucrados de tal manera que el marino salga beneficiado.

       La función de una junta nacional (National Welfare Committee) es que en un país determinado se fomente en todos lo puertos la creación de los comités locales y se les facilite la coordinación y el apoyo necesarios.
¿Cuáles son las necesidades básicas de los marinos en puerto?
        La comunicación con sus familias, ya telefónicamente ya mediante Internet, disponer de un medio de transporte adecuado entre el buque y la ciudad, recibir información sobre el puerto y la ciudad, tener acceso a la asistencia que puedan precisar a nivel laboral, cultural, social, espiritual, etc. En una palabra sentirse acogidos y considerados, tenidos en cuenta como personas.
¿Nos puede explicar en qué consiste el proyecto piloto internacional para la promoción de juntas de bienestar en los puertos?

Cuando en agosto del 2013 entró en vigor el citado Convenio de Trabajo Marítimo 2006 de la OIT, se vio la necesidad de promover a nivel internacional el establecimiento y la potenciación de las Juntas de Bienestar en los puertos, para asegurar que los marinos recibieran la asistencia necesaria, tal y como el citado convenio pretende.

       El International Seafarers Welfare and Assitance Network (ISWAN) que desde hace ya años venía promoviendo tales juntas a nivel internacional, asumió el compromiso de llevar a cabo un proyecto piloto a nivel internacional, para lo cual requirió la experiencia del Merchant Navy Welfare Board del Reino Unido y el apoyo económico de la Federación Internacional de Transporte (ITF).

       Este proyecto piloto pretende en una primera fase (2015/2016) el contacto con una serie de puertos de todo el mundo que carezcan de una junta de bienestar o bien que disponiendo de ella, desean profundizar en su desarrollo y ayudar a otros puertos a establecerlas. Entre los puertos seleccionados de este segundo grupo esta el de Barcelona con el que habíamos ya previamente colaborado en otros proyectos a través del Apostolado del Mar y en especial con su director Ricardo Rodríguez-Martos.
Usted ha participado de una reunión del comité de Barcelona y se ha entrevistado con diversas autoridades y personas dentro del puerto. ¿Cómo ve este comité o junta de bienestar del puerto de Barcelona?
      En primer lugar debo decir que agradezco la acogida que me han dispensado todos, empezando por el presidente del comité, Adolfo Romagosa y puedo manifestar que he quedado muy bien impresionado de la calidad de los servicios de bienestar en este puerto y del apoyo que ofrece la Comunidad Portuaria. Creo que el Apostolado del Mar hace muy buen trabajo y que el puerto de Barcelona es sensible a las necesidades de los marinos.

En cuanto al Comité o Junta de Bienestar como tal, creo que tiene la estructura básica necesaria para funcionar y he visto que sus miembros están comprometidos en velar por que el puerto ofrezca los servicios que los marinos necesitan. En mi opinión están en una buena línea para ir avanzando en este camino y pienso también que pueden ayudar a promover otros comités o juntas en otros puertos y tal vez en el futuro incluso promover una junta nacional a nivel de España. MARITIMAS Viernes, 18 de septiembre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada