jueves, 2 de abril de 2015

El encuentro personal con Jesús



EL  ENCUENTRO
· La vida es fruto de un encuentro. El  encuentro del agua con la semilla la hace germinar y el desarrollo de la planta que ha nacido, seguirá teniendo necesidad del agua para crecer También la luz es fundamental para ser un árbol / planta  que dé frutos .
· El encuentro contiene la búsqueda que así mismo está impregnada de libertad, pues si uno no quiere, es difícil que se llegue a realizar,  por mucho que el otro lo desee.
· El verdadero encuentro  nos es el físico, pues pudiera producirse éste, pero el corazón de cualquiera de ellos puede estar en el polo opuesto. El encuentro físico, si no nace en el corazón, se queda en la superficie y no deja huella.
· La búsqueda está expresando ya  una limitación, un déficit, la precariedad de una situación. La búsqueda ha de ser abierta, no puede poner límites, condiciones, pues ya estaría fuera de lo que la define: libertad.
· La soledad que el desamor/ egoísmo del hombre genera (Vive, se alimenta de sus razones, sensaciones y sentimientos), podemos admitir que es la causa del desequilibrio interior
· El encuentro es una respuesta al clamor interior, al interrogante, insatisfacción que activa la búsqueda
· El encuentro verdadero contiene  el Amor , la Verdad , la Alegría, la Paz    
· Podemos destacar distintos tipos de fe : cultural- sociológica, doctrinal-ideológica, fe infantil, fe adulta, etc
· Nuestra fe se hace  adulta cuando  tenemos un encuentro con Jesús, una experiencia personal  en el proceso de fe en  nuestra historia
· El encuentro con Jesús  nos  hace entender  que El VIVE que está  cerca, que pone su mano en tu hombro, que te perdona, que te conoce ,que te ama Es una verdad que alimenta todo nuestro ser y la fuerza que cambia tu vida
· La fe puede estar en estado germinal. En el encuentro con Jesús, con su Palabra en tu historia personal, se inicia en ti un proceso de comunión, libertad y autonomía como  la propia vida: adultos en la fe (Ya no creemos por ti ..le dicen a la samaritana)
· La palabra de Dios, como el agua, hace germinar la fe y en todo momento el fuego del Espíritu Santo (luz y calor ) además de hacerlo posible,  la alimentará y le ayudará a dar frutos abundantes
· La fe cristiana es un encuentro vivo, personal y real con Jesucristo La finalidad de toda evangelización es la realización de ese encuentro, al mismo tiempo personal y comunitario. Vicente Jiménez Zamora Obispo de Santander
· “No se comienza a ser cristiano por  una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (Deus caritas est,n. 1 Papa Benedicto XVI.)
· . La fe es un encuentro con Jesucristo, con Dios, y de allí nace y te lleva al testimonio. Y esto es lo que el apóstol quiere decir: una fe sin obras, una fe que no te implique, que no te lleve al testimonio, no es fe. Son palabras y nada más que palabras". Papa Francisco

· El misionero es un testigo de la experiencia de Dios y debe poder decir como los Apóstoles: «Lo que contemplamos... acerca de la Palabra de vida..., os lo anunciamos» (1 Jn 1,1-3) REDEMPTORIS MISSIO. Juan Pablo II.
· Mientras los discípulos de Emaús caminaban de regreso a su aldea, desconcertados y tristes por lo acontecido con quien esperaban fuera el libertador, un peregrino se les acerca para acompañarlos en su camino. Es Jesús Resucitado. El busca a las personas y camina con ellas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada