domingo, 10 de agosto de 2014

Interrogantes


                                    BUSCAR
                                                        18 Junio 2010
·         La felicidad es un objetivo a lograr en la vida del hombre. Podríamos  afirmar  sin mucho error que es el motor de la vida La causa del quehacer cotidiano; el afán primero  del existir  del ser humano
·         Evidentemente  el hombre busca lo que no se tiene, busca algo que le falta o que ha perdido, o la conciencia de la ausencia de algo que no sabe  definir.
·         La pérdida de algo puede ser lo más próximo a la fuerza del estímulo que impone la búsqueda. De una u otra forma, lo que es cierto, es la percepción  que el hombre tiene de la carencia de  algo que  provoca inestabilidad, inquietud, desazón , vacío, incluso tristeza
·         El ser humano vive buscando..y errando, pues busca fuera. Lo exterior produce dependencia, contrario a la libertad
·         Buscar supone :caminar, preguntar, identificar, escuchar, comunicar, dialogar, esfuerzo, lucha…
·         El estímulo de la búsqueda podía ser la base de la fe, que ya se tiene  aunque no seamos consciente de ella. Podríamos  hablar de estado germinal de la fe
·         Buscamos algo que se nos esconde, pero que intuimos que está y que podemos alcanzar. La intuición está más cerca de la verdad que la propia razón
·         Lo que está oculto es próximo al concepto de oscuridad; así como, también la luz , es cercano al de la verdad
·         La luz nos despierta del sueño, nos ayuda a ver la realidad, nos alegra; la luz es fuente de VIDA. También la alegría y la vida son conceptos próximos. En el sueño no somos conscientes de la luz y ni siquiera experimentamos la sensación de búsqueda; ello explica la actitud de mucha gente: dormidos
·         Lo que buscamos, en el fondo, es una verdad que nos complace, armoniza y nos identifica. La verdad es luz que disipa las oscuridades de adentro
·         La búsqueda, intuyo que es un camino que solo se acaba al encontrar la respuesta que se llama VERDAD. No son palabras (concepto humano), sino una realidad que llena plenamente el interrogante que invade al hombre
·         No puedo evitar  de recordar las palabras de Jesús que nos enseña afirmando:  YO SOY  EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA Atención a lo subrayado que recuerda  al  mismo tiempo su propia identidad, Yo Soy, afirmación, Realidad, NOMBRE, con el que Dios se manifiesta a Moisés 
·         El fundamento  de la vocación religiosa del hombre la podríamos encontrar en la necesidad de búsqueda. La Verdad está al alcance de los que buscan sinceramente ( próximo a “ bienaventurados los pobres de espiritu…”) y están a la escucha
·         La búsqueda es un sendero a recorrer en la vida, al que atraviesan  o desde el que se derivan otros que pueden  equivocarnos. Para permanecer  en el camino  y acertar en el rumbo, sólo contamos con la brújula del Amor que ya se definió en el Gólgota
·         La fe cristiana se inicia con una experiencia de luz y es el camino que nos descubre e  integra en el Amor (Iluminación y Camino  en S. Pablo).
·         El Amor lo encarna Jesús de Nazaret. Pero sólo los ojos del corazón, de la identidad profunda del hombre, puede conocerlo cuando  despiertos en la noche, conscientes de nuestra oscuridad interior, necesitados de la luz, somos iluminados
·         Los conceptos de luz, verdad y amor parecen encontrarse y nos sitúan próximos a una afirmación: la  razón primera y última del hombre es la VERDAD, Dios es la verdad , Dios es Amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada