miércoles, 26 de junio de 2013

Abandono de tripulaciones



          LAS MISERIAS OCULTAS DEL PUERTO DE LAS PALMAS

      Es un esperpento inhumano  lo que sucede en el puerto de Las Palmas. El abandono de buques, conlleva la indefensión de los marineros, que deambulan por la Ciudad en busca de su propia supervivencia, y la de la su lejana familia en la situación familiar     
       Es intolerable que para estas personas desesperadas, ninguna autoridad competente, se haga eco y busque solucionar de una vez por todas, estas situaciones, que ensombrecen el buen nombre y prestigio nuestro gran puerto de Las Palmas y que esto no se repita ni una sola vez más.
      Desde los años noventa, ha sido una media de 6 barcos abandonados anualmente. En ningún caso, las autoridades han participado en la defensa y ayuda a las tripulaciones. Desde el año 1997 en que la ONG AA Stella Maris, está participando en ayudar, con grandes dificultades, a las tripulaciones abandonadas. La historia es larga, y muchos casos concretos se han solucionados con recurso económicos de los propios voluntarios del Stella Maris
       Actualmente existen tres barcos con tripulaciones a bordo,  que están siendo asistidas por el  Stella Maris. Cuando los barcos son subastados a bajo precio, las tripulaciones no cobran sus salarios a pesar de llevar abandonados durante años. Cuando los marinos se quedan sin barco, la vergüenza y el fracaso, les impide regresar a sus casas, aún pagándoles el billete de avión de regreso que les ofrece el Stella Maris. Prefieren buscarse la vida en nuestra Ciudad, con la esperanza de enviar algún dinero a sus familias. Si fracasa en el intento, se refugia en el alcohol y nunca podrá salir del pozo. Otros consiguen estabilizar su vida y consiguen trabajo estable en algunos talleres del puerto, en espera de regresar con el suficiente dinero que haga menos sufrido su larga estancia fuera de su familia.
      El Stella Maris ha denunciado la situación de los marineros subsaharianos Alba 11, y de los marineros de diversas nacionalidades del buque Iballa G.
       Recientemente hemos puesto en conocimiento una vez más, ante la Autoridad  Portuaria, la Delegación de Trabajo y la Delegada del Estado en Canarias, la desesperada situación de la tripulación del buque Valiente, de nacionalidad Ucraniana. Es tan desesperada la vida de los marineros ucranianos que puede estallar un serio conflicto en cualquier momento. Que nadie se sorprenda si algún acontecimiento pueda poner en peligro la propia vida de algunos de ellos.
    Esperamos la respuesta de los responsables políticos de Puertos del Estado, de las instalaciones portuarias y los de las inspecciones de trabajo en los buques extranjeros, que tienen conocimiento por escrito de las denuncias de la ONG Stella Maris de Las Palmas de Gr. Canaria  De momento sólo es el olvido y la desidia Mientras, el Stella Maris continúa con las ayudas de manutención, gracias a lo recibido  del Banco de Alimentos, Cáritas Diocesana y la Casa de Galicia. Estas son las únicas instituciones que ayudan a la ONG Stella Maris. Existen otras necesidades, como son medicinas, tarjetas de teléfonos, suministros de agua, y otras de apoyo logístico, que se cubren con los recursos propios de los voluntarios de la ONG
     No es menos grave, la situación de marineros sin barcos, que duermen en cualquier rincón dentro de los muelles. En algunos de los casos, su situación es suficientemente visible. Nadie que trabaja o transita  por las instalaciones portuarias puede alegar desconocer el problema de los marineros abandonados, que duermen en diferentes lugares del los muelles. A estos, se les entrega una pequeña bolsa de frutas, zumo, leche y galletas.
    El  Stella Maris de Las Palmas de Gr. C, quiere y desea hacer pública esta carta, para poner en evidencia a quienes les corresponde actuar en consecuencia de su responsabilidad sobre el puerto de Las Palmas, y para  que esto no suceda nunca más.
      La situación de la foto que adjuntamos, corresponde a un lugar próximo a los atraques de los buques de pasajes, muy mimado por las Autoridades municipales (el alcalde) de la Ciudad. Sin comentarios. Antonio Rodríguez de León

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada