domingo, 22 de febrero de 2015

ORAR ESCUCHANDO EL SILENCIO



FOTOSÍNTESIS  MÍSTICA
·         En las preces de laudes de hoy, ante el momento histórico que vivimos, pedía al Señor  ser signos de paz en medio de  la violencia del mundo. Nos envuelven múltiples situaciones de extremada violencia, físicas, psicológicas, sociales, políticas, religiosas / ideológicas, familiares
·         En la meditación/ oración posterior, como eco de la petición anterior, me sugería que el amor es como el agua de la  lluvia para apagar  ese fuego de la violencia que se extiende por el mundo
·         Intentaba el corazón  acercarse a la Mirada de Dios  que es Ternura y Misericordia infinita en los ojos de Crucificado, que se ofrece todos los días al Padre por cada uno de nosotros, como es nuestra certeza
·         Reconocía que los ojos del corazón son incapaces de percibirla, y que solo su Amor, su Luz podían  ayudarnos  a conocerla, experimentarla
·         -Entendía que aquella Mirada era capaz de  hacer brotar  el agua viva, la fuente de amor  en la piedra de nuestro corazón
·        - La libertad está contenida en el amor, y aquella fuente de agua,  brota cuando nuestros ojos  se vuelven a El  y nuestra mirada se encuentra con la suya,  como le ocurriera a Pedro
·         -Al describir el momento  y  estos pensamientos,  recordé la experiencia de Moisés en el desierto, donde es invitado  a hacer brotar  agua de una piedra al ser tocada por su bastón .  -El momento también exige la confianza en la palabra recibida( germinadora de la fe ) que podemos  significarla en aquel bastón ( apoyo)
·         Hace algún tiempo me permitió entender que de igual modo que la luz del Sol  genera la fotosíntesis  en las plantas que  transforma la savia bruta en  la savia capaz de alimentarla,  me complacía entender que sólo el hecho de su mirada al corazón humano, podía alimentar con su amor el nuestro. Esto  me sugería  que mi oración debía consistir en exponer  mi corazón a su Mirada: ninguna palabra, solo dejar que El me/ te mire. FOTOSINTESIS ESPIRITUAL
·         Tengo la certeza, como ya refería  arriba, de que El no deja de mirarnos; también la constancia  de que nos dejamos mirar poco o nada por El: es el error de nuestra suficiencia que sugiere alimentarnos del arbol de la ciencia del bien y el marl
·         La fuerza para amar, para hacer su Voluntad, no es nuestra, es su Amor el que nos capacita para encarnarlo en nuestra historia
·         Los cristianos al exhibir la cruzestamos descubriendo nuestra identidad y la responsabilidad de ser testigos del Amor  que es su significado
·         Recientemente  me dejó entender  que en el corazón no cabe ninguna razón  por sólida que fuera, solo amor. Las razones pueden distanciarnos, el amor nos acerca
·         La razón se alimenta de la  seguridad de la lógica humana, lo que genera nuestra fragilidad.  El amor escucha  y ama y nos acerca a la Verdad, a Dios ,Comunidad Trinitaria ,Energía Creadora, Causa primera, Esencia de la Persona  
·         La razón humana es limitada y  no puede contener la Verdad infinita. La Verdad puede alimentar  la búsqueda sincera  de  nuestra razón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada