martes, 9 de septiembre de 2014

Ley de proteccion de tripulaciones en buques abandonados en puerto



La Organización Internacional del Trabajo apoya totalmente la nueva ley internacional para proteger a los marinos abandonados y proveer una garantía financiera para la muerte o discapacidad de larga duración de la gente de mar

La aprobación de estas enmiendas fue un paso importante en el establecimiento de legislación internacional vinculante sobre materias fundamentales para la industria del transporte marítimo
Noticia | 11 de junio de 2014

Los delegados de los gobiernos, empleadores y trabajadores a la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), en la 103ª reunión anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), votaron mayoritariamente a favor de la aprobación de las enmiendas al Convenio sobre el Trabajo Marítimo, 2006 (MLC, 2006) para mejorar la protección de los marinos abandonados y proveer una garantía financiera para indemnizar a la gente de mar y sus familias en caso de muerte o discapacidad de larga duración. Estas medidas legales internacionales tienen por objetivo mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la gente de mar, los trabajadores más globalizados del mundo.

La aprobación de estas enmiendas fue un paso importante en el establecimiento de legislación internacional vinculante sobre materias fundamentales para la industria del transporte marítimo. Las enmiendas fueron discutidas en detalle y adoptadas a la casi unanimidad (una abstención) el 11 de abril de 2014 por los 400 participantes a la primera reunión del Comité Tripartito Especial establecido en virtud del MLC, 2006.


El Director General, Señor Guy Ryder, declaró: “El MLC, 2006 es verdaderamente un hito para el sector marítimo. No solamente por primera vez requirió la certificación de las condiciones de trabajo y de vida de la gente de mar, sino también aportó otra innovación – la posibilidad de aportar cambios más rápidos al Convenio para satisfacer las necesidades del sector. Es verdaderamente un Convenio vivo. Está diseñado para crecer y cambiar de acuerdo con las necesidades de los trabajadores y empleadores. Este voto de la CIT para apoyar este enfoque es un ejemplo incentivador para otros sectores económicos. Cuando entren en vigor, estas medidas asegurarán el bienestar de la gente de mar y sus familias en el mundo si los marinos son abandonados o en caso de muerte o discapacidad de larga duración como resultado de un accidente de trabajo, una enfermedad o un riesgo profesional. Estos pasos seguramente ayudarán a mejorar las condiciones de trabajo y de vida de la gente de mar, que es tan esencial a la economía mundial y al comercio internacional.”

Las enmiendas, que fueron elaboradas durante casi diez años de discusión por un grupo de trabajo conjunto establecido por la OIT y la Organización Marítima Internacional (OMI) en 1998, reforzarán el MLC, 2006. Las enmiendas establecen el requerimiento obligatorio según el cual los armadores deben tener una garantía financiera para cubrir el abandono de la gente de mar, así como la muerte o la discapacidad de larga duración como resultado de un accidente de trabajo o un riesgo profesional.

En Marzo de 2014, la base de datos de la OIT sobre el abandono de los marinos incluía 159 buques mercantiles abandonados, datando algunos de 2006, con algunos casos todavía pendientes. Muchos marinos abandonados trabajan y viven a bordo sin recibir pago, a menudo durante varios meses, y carecen de alimentos, suministro de agua y medios para volver a sus hogares.

La Señora Cleopatra Doumbia-Henry, Directora del Departamento de Normas Internacionales del Trabajo, declaró: “Estas medidas, que son apoyadas por los armadores, la gente de mar y las compañías de seguros marítimos más importantes, solo pueden ayudar a brindar alivio y tranquilidad a la gente de mar y sus familias, donde sea que estén. Al aprobar estas enmiendas al Convenio, la CIT no solamente reforzó las disposiciones del MLC, 2006 que aseguran igualdad de condiciones para la industria de transporte marítimo en el mundo, sino también aprobó un nuevo enfoque importante al prever que los Convenios de la OIT sean más fáciles de actualizar para asegurar que sean apropiados a las necesidades de los sectores interesados”.

Salvo que haya un desacuerdo significativo al momento de la circulación a los gobiernos que ratificaron el MLC, 2006, estas nuevas medidas entrarán en vigor en 2017.

Cuando entrarán en vigor, deberán llevarse a bordo de los buques certificados u otros documentos para comprobar que la garantía financiera exista para proteger a la gente de mar que trabaja a bordo del buque. Si esta protección no existe, el buque puede detenerse en un puerto.

El MLC, 2006 entró en vigor el 20 de agosto de 2013. Hasta la fecha, 61 Estados Miembros de la OIT que representan más del 80 por ciento del arqueo bruto mundial han ratificado el Convenio.

La Señora Doumbia-Henry agregó: “Estos requisitos garantizan que la gente de mar no será abandonada, sola y a la deriva legal durante meses, sin salario, sin comida ni agua y sin poder regresar a casa. También definen el papel de los Estados del pabellón que matriculan a los buques asegurando que medidas de seguridad adecuadas se tomen para mitigar el costo financiero, jurídico y humano del abandono, de la muerte y de la discapacidad de larga duración como resultado de los riesgos profesionales.”



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada