domingo, 13 de enero de 2013

"Documento final " del XXIII Congreso mundial del AM




  
XXIII Congreso Mundial del Apostolado del Mar
(Ciudad del Vaticano, 19-23 de noviembre de 2012)

Nueva evangelización en el mundo marítimo
(Nuevos medios e instrumentos para la proclamación de la Buena Noticia)

Documento Final
             El Apostolado del Mar (A.M.) celebró en el Aula del Sínodo de la Ciudad del Vaticano su XXIII Congreso Mundial del 19-23 de noviembre de 2012, 90 años después de que el Papa Pío XI aprobara y bendijera su Primera Constitución.
Reunidos en el nombre de Cristo como familia del A.M., experimentando nuestras diferencias sociales, culturales y nacionales, hemos sido testigos del mayor Congreso Mundial jamás organizado, que contó con la participación de más de 400 delegados de 70 países.
             Este Congreso se celebró a principios del Año de la Fe y justo después del Sínodo sobre la Nueva Evangelización, una acción de la Iglesia dirigida a llevar nuevamente la buena noticia a todos los seres humanos.
             Durante el Congreso, los ponentes y nuestros debates nos han retado a hallar soluciones creativas para los problemas recurrentes; asimismo, fuimos inspirados por el encuentro con el Papa Benedicto XVI, quien renovó nuestro mandato:
 Deseo hoy renovar el mandato eclesial que, en comunión con vuestras Iglesias locales de pertenencia, los pone en primera línea de la evangelización de tantos hombres y mujeres de diversas nacionalidades que transitan en los puertos. Sed apóstoles fieles a la misión de anunciar el Evangelio y manifestad el rostro amoroso de la Iglesia que acoge y que está cerca también de esta porción del Pueblo de Dios. Responded sin vacilar a la gente del mar, que os espera a bordo para colmar las profundas nostalgias del alma y sentirse parte activa de la comunidad”.
             Regresamos a nuestros puertos con el corazón reconfirmado y habiendo vivido este tiempo de comunión fraterna, para continuar nuestro ministerio de servicio.
Pedimos la gracia de Dios para que nos ayude a:
·        Ser instrumentos de la Nueva Evangelización en el mundo marítimo a través de un viaje de conversión personal y de formación del corazón, guiados por la Doctrina Social de la Iglesia empleando todos los instrumentos y los medios de comunicación, incluso las redes sociales.
·        Ser defensores eficaces de la gente de mar en los foros políticos y jurídicos, a nivel internacional y local, a la vez que colaboramos con los interlocutores sociales para garantizar una aplicación correcta del MLC 2006 y la ratificación de la OIT 188, sin demora alguna.
·        Reforzar la solidaridad entre el A.M. de diferentes naciones, compartiendo recursos, mejores practicas y desarrollando conocimientos en los diferentes sectores de la industria marítima, en particular en el sector pesquero.
·        Apoyar y sostener a las familias de los marinos y de los pescadores, especialmente aquellas que afrontan dificultades debido a la criminalización, al abandono o al secuestro de sus seres queridos.
·        Desarrollar cursos de formación con el objetivo de formar a capellanes y a voluntarios cualificados para el ministerio, y capacitar a los marinos para que puedan ser apóstoles de la evangelización.
·        Preparar la celebración del centenario del A.M. en octubre de 2020, a través de un programa de renovación individual y colectiva.
·        Profundizar nuestro testimonio de Cristo, a través de una colaboración ecuménica efectiva en medio de los retos a los que nos enfrentamos, y fomentar el diálogo en la caridad con personas de todos los ambientes, culturas y religiones. 
·        Desarrollar un ministerio de presencia en todos los niveles de la industria marítima, para incrementar la sensibilización sobre la importancia del bienestar social de los marinos.

Confiamos en la Bendita Virgen María, Estrella del Mar, para que nos acompañe durante esta travesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada