jueves, 13 de mayo de 2021

OMI en el Dia mundial de los océanos

                Día Mundial de los Océanos: Mensaje del Secretario General de la OMI                                                                                        Kitack Lim

     El propósito del Día es educar e informar sobre lo vitales que son los océanos para todos nosotros y sobre las consecuencias que la actividad humana tiene sobre ellos.

     Aquí en la OMI, la protección de los océanos del mundo de cualquier efecto​ negativo del transporte marítimo es una parte central de nuestro mandato, al tiempo que se reconoce que el propio transporte marítimo es la arteria principal del comercio mundial y es vital para el desarrollo sostenible. 

     En el Día Mundial de los Océanos, Kitack Lim, Secretario General de la Organización Marítima Internacional (IMO), invita a celebrar la majestuosidad de los océanos.

     "El 8 de junio es el Día Mundial de los Océanos y el tema de este año es "Innovación para un océano sostenible". El propósito del Día es educar e informar sobre lo vitales que son los océanos para todos nosotros y sobre las consecuencias que la actividad humana tiene sobre ellos. También se pretende poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos, y movilizar y unir a la población mundial para apoyar la gestión sostenible de los océanos del mundo. En definitiva, esta celebración es un buen motivo para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos.

     Entonces, ¿por qué los océanos son tan importantes para nosotros? Son, literalmente, los pulmones de nuestro planeta, proporcionando la mayor parte del oxígeno que respiramos. También son una fuente importante de alimentos y medicinas y una parte esencial de la biosfera.

    En todo el mundo, más de tres mil millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su subsistencia. Los océanos son la mayor fuente de proteínas del mundo: más de tres mil millones de personas que dependen de los océanos como su principal fuente de esta sustancia.

    Los océanos absorben alrededor del 30% del dióxido de carbono producido por los humanos, amortiguando los impactos del calentamiento global.

     Los océanos también sustentan los recursos e industrias marinas y costeras del mundo, con un valor estimado de 3 billones de dólares al año, o alrededor del 5% del PIB mundial. En efecto, estamos vinculados a nuestros océanos en todos los aspectos posibles. El futuro de los océanos y nuestro futuro son inseparables.

    Aquí en la OMI, la protección de los océanos del mundo de cualquier efecto negativo del transporte marítimo es una parte central de nuestro mandato, al tiempo que se reconoce que el propio transporte marítimo es la arteria principal del comercio mundial y es vital para el desarrollo sostenible.

     La visión de la OMI es eliminar, o reducir al mínimo, todos los efectos ambientales adversos de los buques, incluyendo los que afectan a los océanos. El Convenio internacional para prevenir la contaminación por los buques (ampliamente conocido como MARPOL) es el cimiento de estos esfuerzos, ya que establece normas y reglas sobre la contaminación de los océanos por hidrocarburos ocasionada por los buques; por sustancias nocivas liquidas transportadas a granel, sustancias perjudiciales transportadas por mar en bultos; las aguas sucias y las basuras. También contiene medidas para hacer frente a la contaminación del aire por los buques.

    El Convenio MARPOL está respaldado por una amplia gama de otras medidas y proyectos de la OMI destinados a proteger los océanos, prevenir o reducir la contaminación y promover la biodiversidad; en total, la OMI ha aprobado más de 20 instrumentos de tratados internacionales que protegen el medio ambiente, y especialmente los océanos.

     Y hemos desarrollado herramientas para proteger aún más las partes más sensibles de nuestros océanos. Mediante el establecimiento de las Zonas marinas especialmente sensibles o ZMES, algunas de las zonas marinas más importantes e icónicas del mundo han recibido una protección adicional frente a las actividades del transporte marítimo, desde la Gran Barrera de Coral hasta las Islas Galápagos. Sin embargo, el trabajo y el mandato de la OMI para proteger nuestros océanos es en realidad mucho más amplio que eso. También regulamos la prevención de la contaminación por vertido de desechos en el mar, y abordamos las opciones de mitigación del cambio climático, como la captura y el almacenamiento de carbono y la geoingeniería marina.

    Todo nuestro trabajo para proteger el océano se basa en la firme creencia de que nuestro medio ambiente marino y las industrias basadas en el océano están intrínsecamente ligadas. Por consiguiente, trabajamos en estrecha colaboración con nuestros Estados Miembros de la OMI, pero también con todos los demás organismos de las Naciones Unidas cuyos mandatos abarcan esferas relacionadas con los océanos, como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y muchos otros.

     El año 2020 se fijó como un "súper año para los océanos ", con la conclusión de un nuevo tratado para proteger la biodiversidad en alta mar, y la segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos para avanzar en la labor sobre el ODS 14, por mencionar algunos. Aunque estos procesos se han ralentizado debido a los efectos de la pandemia de COVID-19, la OMI sigue comprometida con nuestra importante función como uno de los principales interesados en la gobernanza de nuestros océanos.

      También nos comprometemos a continuar nuestros programas de creación de capacidad para asegurarnos de que nadie se quede atrás - con especial atención a los pequeños países insulares en desarrollo - y esto es especialmente importante cuando miramos hacia el futuro para apoyar los esfuerzos de recuperación después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. La semana pasada tuve la oportunidad de participar en varias reuniones de alto nivel sobre asuntos oceánicos, y me sentí muy inspirado por la energía y la determinación que mostró la comunidad oceánica.

    Así que hoy, en el Día Mundial de los Océanos, les invito a conocer mejor nuestra labor e iniciativas para proteger los océanos visitando nuestro sitio web; y se unan a nosotros en la celebración de la majestad, la belleza y la maravilla de nuestros fabulosos océanos.

 

sábado, 20 de marzo de 2021

La OMI dedica el 2021 a la gente de mar

El lema marítimo mundial para el 2021 es: "La gente de mar: en el corazón del futuro del transporte marítimo"

     La OMI ha decidido que el 2021 sea un
año de acción para la gente de mar, que se enfrenta a dificultades sin precedentes debido a la pandemia del 
Covid-19, a pesar de su papel vital como trabajadores esenciales para las cadenas mundiales de suministro.

    El lema marítimo mundial para el 2021 es: «La gente de mar: en el corazón del futuro del transporte marítimo», pretende aumentar la visibilidad de la gente de mar llamando la atención sobre el inestimable papel que desempeñan ahora y que seguirán desempeñando en el futuro.

    La pandemia del Covid-19 ha causado exigencias extraordinarias a la gente de mar, con cientos de miles de hombres y mujeres varados en los buques durante meses más allá de sus contratos originales, sin poder ser repatriados debido a las restricciones nacionales a los viajes. Un número similar de gente de mar está esperando a incorporarse a sus buques y poder ganarse la vida. Esta crisis de cambio de tripulación, que lleva casi un año, es una emergencia humanitaria que amenaza la seguridad del transporte marítimo.

     En el lanzamiento del lema marítimo mundial el 15 de febrero, el secretario general de la OMI, Kitack Lim, dijo que más gobiernos deben dar un paso adelante para poner fin a la crisis del cambio de tripulación.

    «Todos debemos esforzarnos más por apoyar a nuestros valientes profesionales, que siguen llevando a cabo el comercio mundial. La dedicación y la profesionalidad de más de un millón y medio de gente de mar en todo el mundo merece nuestra gran admiración y gratitud, pero lo más importante es que se tomen medidas inmediatas», afirmó Lim.

    «Un primer paso sería que todos los países designaran a la gente de mar como trabajadores esenciales, tal como se indica en la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptada en diciembre», añadió el secretario general de la OMI, refiriéndose a la resolución sobre la cooperación internacional para hacer frente a los desafíos que enfrenta la gente de mar como consecuencia de la pandemia del Covi-19 para apoyar las cadenas mundiales de suministro. 

    La designación como trabajadores esenciales es crucial para garantizar que la gente de mar pueda viajar hacia y desde los buques y facilitará el acceso a la vacunación prioritaria. Hasta la fecha, 55 Estados miembros de la OMI y dos miembros asociados han designado a la gente de mar como trabajadores esenciales

    A lo largo del año, el lema marítimo mundial también pondrá el foco en otras cuestiones relativas al factor humano del transporte marítimo, como la seguridad y la protección de la vida a bordo de los buques, el bienestar de la gente de mar y la importancia de garantizar una mano de obra debidamente formada y cualificada, preparada para afrontar los desafíos y las oportunidades de la digitalización y la automatización.

     La atención a la gente de mar también está en consonancia con la labor realizada por la OMI desde el comienzo de la pandemia y antes. «En la OMI, la gente de mar siempre ha estado en el centro de todo nuestro trabajo, ya sea en el ámbito de la seguridad, la protección marítima o la protección del medio ambiente», señaló el Secretario General de la OMI.

Hacer oír la voz de la gente de mar

    Como parte de sus esfuerzos por situar a la gente de mar en el centro de los debates, la OMI está lanzando una serie de perfiles en los que la gente de mar expresa sus opiniones sobre su trabajo y el futuro del transporte marítimo. 

     En el primer perfil, el Ingeniero Jefe Matt Forster, procedente de Reino Unido, destacó la importancia de hacer más visible a la gente de mar, especialmente en el marco de la crisis de cambio de tripulación. 

    «Somos los pilares de las cadenas de suministro de todo el mundo. El tráfico comercial llega por mar. Pero como la gente no nos conoce, no recibimos el apoyo que necesitamos. Queremos que la gente sepa que son los hombres y mujeres de nuestro sector los que les proporcionan todo lo que necesitan para su vida cotidiana. No es para que nos elogien, sino para ayudarnos a ser reconocidos, para ayudarnos a volver a casa, a ver a nuestras familias, a estar con nuestros seres queridos, y para que esta cadena de suministro siga funcionando», explicó Forster. 

     El lema de 2021 es también una continuación del lema del 2020 «Un transporte marítimo sostenible para un planeta sostenible» y está directamente relacionado con él, para destacar el papel que desempeñará la gente de mar a la hora de garantizar un futuro sostenible para el transporte marítimo. OMI17 febrero 1, 2021



miércoles, 8 de abril de 2020

Cristina de Castro



             CRISTINA DE CASTRO Y LA GENTE DE LA MAR
      Acabo de conocer el fallecimiento de Cristina de Castro (Vigo ) que nos lo comunicó Ricardo R. Martos de Barcelona esta mañana en el Whp ENCUENTRO (ámbito nacional ) hecho que al parecer se produjo a las 0630 de la mañana como consecuencia del Covid 19 Ella llevaba un tiempo muy delicada, por lo que el coronavirus encontró un terreno favorable tanto por su estado de salud como por su edad ( pasado los ochenta )
     Fue todo un ejemplo de lucha, coraje, denuncia, esfuerzo , compromiso. Promotora de la Asociación de mujeres en el ámbito de la pesca : Rosa Dos Ventos en Vigo ( ella lo coordinaba ), pero también en Málaga en tiempo de Eufrasio Campayo y mas tarde en Almería ( con Rosario Jiménez entonces como Delegada diocesana del AM )
    Interviene a nivel internacional en diferentes espacios relacionados con la pesca formando parte de una asociación europeas de mujeres del sector pesquero que promueven la creación de la revista BOGA de la que es ella la realizadora ,editora, coordinadora , distribuidora y lo que hiciera falta, para hacer llegar a todos los mas posibles temas de actualidad relacionados con ese sector Una frase/afirmación de ella muy frecuente en sus manifestaciones relacionadas con la pesca era la de la "esclavitud del siglo XX"
     Mantiene una magnífica relación con Patxi Otamendi quien además de Delegado diocesano del AM en Bilbao ejerce como Director Nacional, coordinando con él junto con Mari Carmen Grobas, la labor de elaboración del PEAM (Proyecto de evangelización del AM) para lo cual tiene que visitar puertos del litoral nacional a fin tener en cuenta en el reseñado proyecto las diferentes realidades Por aquel entonces ejerce como Obispo Promotor del AM D. José Sánchez Glez en su responsabilidad como miembro de la Comisión Episcopal de Migraciones
     En el Año 2006 la Delegación diocesana del AM de Tenerife le invitó para participar en el acto cultural que se promovía ppor el AM en la Escuela Superior de Náutica en honor de la mujer en el mundo de la mar, acto que se culminó con el descubrimiento de una placa en el hall de la escuela, en homenaje y reconocimiento a la esposa del marino a cargo del Obispo de la Diócesis , D. Bernardo Alvarez Afonso ,y con la presencia de autoridades e instituciones marítimas. académicas, alumnos y familiares
    Junto con Mari Carmen Grobas( Delegada Diocesana del AM en Vigo) y otros marinos mercantes atendían el Stella Maris de Vigo muy próximo al mundo de la pesca de altura y bajura
    Crea, además, recientemente en Vigo, el Centro de los Derechos del Marino con la colaboración de Domingo Glez Joyanes ( recientemente dado de alta en Madrid de un problema de coronavirus)
También destacar la invitación que le hizo el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo a participar en el proyecto de CRECIMIENTO AZUL, puesto en marcha en aquel puerto y en el que ella evidencio la necesidad de introducir la dimensión humana que tenía que contener el programa que complementaría, enriqueciéndolo , su desarrollo
    Agradecemos a todos vuestra oración de acción de gracias por sus servicios y la súplica a Dios porque ella goce del rostro y presencia del Padre e interceda por las delegaciones diocesana del AM
Delegación diocesana del AM TenerifeS

viernes, 13 de marzo de 2020

CENTENARIO DEL APOSTOLADO DEL MAR / STELLA MARIS


Cien años al servicio de la gente de mar
    El 4 de octubre de 1920 se constituyó en Glasgow formalmente el Apostolado del Mar, como organización de la Iglesia Católica para la asistencia de la gente de mar.
    Este año 2020 se celebra pues el centenario de su fundación, lo cual dará lugar a un congreso mundial en el puerto de Glasgow, en el mes de octubre. Por su parte, el Apostolado del Mar de Barcelona se creó tan solo 7 años después, en 1927, y por tanto, pronto celebrará también su centenario.
    Hay que decir, sin embargo, que ya en el siglo XIX hay testimonios de acciones puntuales de la Iglesia en favor de los marinos y de los pescadores.
     Creo que, en cualquier caso, es una buena ocasión para resaltar algunos aspectos importantes del Apostolado del Mar, también conocido como Stella Maris.
      El Apostolado del Mar está presente en la actualidad en 322 puertos, de 56 países de todo el mundo. Si consideramos también los centros para marinos de otras confesiones cristianas (anglicanos, protestantes) llegamos a los 450 puertos.
    Las circunstancias que envuelven el tráfico marítimo han cambiado, sin duda, mucho en estos 100 años.
     La razón de ser de Stella Maris, sin embargo, sigue siendo la lucha por el bienestar de la gente de mar en toda su dimensión humana: personal, social, laboral, espiritual…
     A lo largo del siglo XX, empezando por la OIT, en lo referente a las condiciones de vida y de trabajo a bordo de los barcos y seguidamente la OMI, en lo referente a la seguridad y la protección marítimas, han hecho importantes aportaciones, que han supuesto mejoras sensibles en la vida y el trabajo de la gente de mar, pero siguen existiendo muchas deficiencias y, en general la preocupación por el bienestar de las tripulaciones ocupa un lugar secundario en el ámbito marítimo-portuario.
     A principios del siglo XX, los marinos pasaban largos meses, e incluso años, lejos de casa, la vida en los barcos era muy precaria y la falta de normativa dejaba al marino en un grave estado de indefensión. En cambio, los barcos estaban días en puerto, las distancias del barco a la ciudad eran pequeñas y ello permitía al marino romper con la rutina y disfrutar de momentos de ocio. Las tripulaciones eran más numerosas, y a bordo siempre había alguien con quien conversar.
     Hoy día, la mayor parte de los barcos reúnen mejores condiciones, pero en cambio, las distancias de los muelles a las ciudades han aumentado sensiblemente, la duración de las escalas se ha recortado mucho y el número de tripulantes por barco se ha reducido, provocando una mayor soledad.
     Es interesante observar también que, las nuevas tecnologías (teléfonos móviles, WhatsApp, las redes sociales…), facilitan enormemente la comunicación con la familia pero al mismo tiempo aumentan el asilamiento entre los miembros de la tripulación de un barco, que en sus horas libres tienden a encerrarse a visionar sus videos, en detrimento del ocio compartido de otras épocas.
     Es cierto también que, para los marinos de países industrializados, las vacaciones han aumentado tanto en número de días como en frecuencia, pero para los marinos de países del llamado Tercer Mundo las campañas siguen siendo muy largas.
     Otro fenómeno propio de nuestro tiempo es que se ha roto el vínculo tradicional entre naviera y tripulante y se ha sustituido en gran parte por contrataciones a través de agencias intermediarias, lo que ha conducido a la permanente interinidad y ha propiciado en algunos casos la comisión de abusos.
     El Apostolado del Mar cumple este 2020 su centenario siempre con el mismo objetivo: la lucha por el bienestar de la gente de mar en toda su dimensión humana
     Adicionalmente, la celeridad del tráfico y de las operaciones de carga y descarga, han hecho que el trabajo en los barcos sea cada vez más estresante.
     Y en medio de todo esto situamos a personas que necesitan relajarse, comunicarse con la familia, poder charlar con gente de tierra, salir a hacer unas compras o a distraerse, e incluso obtener asesoramiento y ayuda en situaciones difíciles.
    Stella Maris, atento continuamente a los cambios que se han producido y producen, se plantea cada día, ¿Qué necesitan hoy los marinos? ¿Qué podemos hacer para ayudarles?
    La respuesta, como se ha dicho, ha tenido que ir evolucionado con los tiempos.
      Hasta mitad del siglo XX, muchos centros Stella Maris disponían de alojamiento, pues era habitual que los marinos deambularan de puerto en puerto, buscando un embarque. Hoy día se hace todo online y ningún barco suele contratar directamente a tripulantes. El resultado es que sólo pocos centros Stella Maris, como en el caso de Barcelona, disponen de residencia.
    Durante muchos años la comunicación con las familias era por carta, luego se pasó a los teléfonos fijos mediante tarjetas de prepago y finalmente surgieron las tarjetas SIM, a la vez que las redes wifi cada vez se han ido extendiendo más. Asimismo, a principios del siglo presente, los marinos buscaban el acceso a ordenadores para poder enviar emails o comunicarse vía Skype con la familia. Hoy día, utilizan su propio portátil o bien el teléfono móvil.
     Otra necesidad, de máxima actualidad, debida a la creciente distancia de los muelles a la ciudad, es el disponer de un medio de transporte. Habitualmente los centros Stella Maris disponen de furgonetas para ofrecer ese servicio.
    Con todo lo más importante viene siendo, cada vez más, la visita a los barcos. El marino agradece enormemente que alguien suba a bordo, no para darle trabajo, sino para darle la bienvenida, conversar un rato y ponerse a su disposición en lo que necesite. A partir de ahí, se requerirá información sobre el puerto y la ciudad, medios de transporte para ir a tierra, adquisición de tarjetas SIM, ayuda ante un problema que tengan, a nivel personal o colectivo, posibilidades de ocio, asistencia social, legal y espiritual.
     Todo ello puede llegar a ser complejo. Por eso, Stella Maris no puede contentarse con la frase “hago lo que puedo”, sino “intento hacer todo lo que haga falta”.
    Para ofrecer una buena asistencia a la gente de mar, el Apostolado del Mar, aparte de la indispensable acción directa de asistencia a las tripulaciones, tiene que recurrir a la acción indirecta: es decir a dedicar parte de sus esfuerzos a sensibilizar a las comunidades portuarias sobre la importancia de prestar buenos servicios a las tripulaciones, recordando que en función de diversos convenios internacionales de la OIT, como el CTM 2006, los países que los ratifican (entre ellos España) se comprometen a ofrecer dichos servicios a los marinos.
    Llevar a cabo esa mentalización no es fácil y requiere mucha constancia. Sigue habiendo quien considera que prestar servicios de bienestar a los marinos es algo filantrópico, pero no necesario.
     De ahí, la gran importancia de los Comités de Bienestar en puerto, cuyo objetivo fundamental es que todas las organizaciones presentes en un puerto asuman que el bienestar de los marinos es responsabilidad de todos y que cada uno desde sus competencias debe colaborar a ello. Valdría la pena citar aquí también el grupo de trabajo de sostenibilidad del puerto de Barcelona, que entre sus objetivos contempla la atención a las necesidades de la gente de mar.
     Stella Maris se entrega plenamente a esa labor, pero es importante recordar que a pesar de que ya se sabe que sin tripulantes no hay barcos, la gente de mar sigue siendo el eslabón débil del tráfico marítimo. Hace falta mucha labor de sensibilización para enmendar esa situación y mayores recursos económicos y humanos, que suelen ser precarios 
8 enero, 2020

 

 

 

 

lunes, 2 de diciembre de 2019

Centenario del Apostolado del mar


Acciones propuestas para el centenario
Glasgow 4 de octubre  1920- 2020
Inauguración del año de preparación del Centenario
  Campaña :4 de octubre de 2019 al 4 de octubre de 2020 debe tener como objetivo redescubrir la historia de nuestro ministerio, desde el 4 de octubre de 2019 hasta el 4 de octubre de 2020
 
Intención de oración universal del Santo Padre
+ El Apostolado de la Oración, ha establecido que la intención de la oración universal del Santo Padre para el mes de agosto de 2020 se dedicara a: El mundo marítimo: Rezamos por todas las personas que trabajan y viven del mar, incluidos los marinos, los pescadores y sus familias.
+ Pedimos a los capellanes y a los voluntarios, sobre todo durante este mes, que compartan reflexiones personales y experiencias sobre el ministerio, y luego inviten a las personas a rezar, de una manera especial por nuestro apostolado y por las personas a quienes servimos.
 
Celebración de una misa Stella Maris con carácter mensual
+ La misa se puede celebrar como una misa votiva de Nuestra Señora, Nuestra  Señora  Estrella  del  Mar,  o  Stella  Maris,    el  sábado,  o  en cualquier día apropiado que no sea un domingo u otra solemnidad, y tal vez mas oportunamente en la misma fiesta de la Stella Maris (el último jueves de septiembre: coincide evento día marítimo mundial).
+ Con el fin de promover la devoción a la Virgen Estrella del Mar "Stella Maris" que celebren con frecuencia esta Santa Misa y el día de fiesta, de una manera apropiada (por ejemplo, organizando una peregrinación a un santuario mariano
 
Celebración  del  Centenario  con  nuestros  socios  de  la  industria marítima
+ Sugerimos la organización, a nivel regional, nacional y local, de una  celebración de acción de gracias por los 100 años del Stella, Maris (Apostolado del Mar),
+ En  los   Centros donde trabajamos  con otras denominaciones cristianas, sugerimos  organizar  momentos  específicos  de  oración ecuménica

Glasgow  en 1885
 
+ Ser conveniente evidenciar el Centenario con un Seminario/Simposio sobre el bienestar marítimo, para promover y defender los derechos humanos y laborales de la gente del mar.(ISTIC
+ Se  puede  prever  una  ceremonia  de  entrega  de  un  "Premio  del Centenario"
 
A las Conferencias episcopales y al Promotor Episcopal del Apostolado del Mar
+ llevar a cabo una colecta extraordinaria para iniciar/apoyar el Stella Maris (Apostolado del Mar) en el pais, durante el Domingo del Mar (12 de julio de 2020).
+ Proyecto del Centenario" en el pais o en la diócesis,
+ encargar   una   investigación   y   escribir   la   historia   del   Stella   Maris (Apostolado del Mar) en su país o diócesis
Las redes sociales y otras actividades
+Utilizar de forma habitual las redes sociales (FB, twitter, Instagram, YouTube, etc.) y los medios de comunicación (boletin diocesano, boletín parroquial, periódicos y revistas, estaciones de TV locales, etc.)
+ Informar y sensibilizar a los marinos, pescadores y a sus familias sabre la historia
+ Preparar una serie de artículos y/o entrevistas que expliquen cual es la rnisión de un capellán o de un voluntario.
+ Pedir a los marinos, a los pescadores y a sus familias que escriban y compartan su experiencia personal
 
 


 
 
                     

 
 

Informacion diptico del Centenario del mar en Tenerife


ALGUNOS  DATOS DE LA HISTORIA
DEL
APOSTOLADO DEL MAR

1835..- Antes del "Apostolatus Maris" hay que mencionar instituciones de pastoral marítima tales como la "Societas Apostolatus Catholici" 4 de abril de 1835, con el nombre de Sociedad del Apostolado Católico .A los miembros de esta sociedad se les conoce como Padres  palotinos de Alemania o simplemente palotinos[2]​ ​  ]

1869.- La redacción de una normativa eclesial para la administración de los sacramentos en situaciones especiales ( V.gr. barcos) se considera un precedente de la actividad apostólica.  Seis disposiciones posteriores en la primera década del siglo XX

1871.- La "St. Raphaelverein" ( Peter Paul Cahensly (1838–1923)en 1871  Además de los emigrantes, también buscó a los marineros católicos fundando misiones de marineros y trabajadores temporeros italianos. También se esforzó en el asentamiento de los palottinos en Limburgo.

1887.- En Italia el obispo de Piacenza, Mons. Juan Bautista Scalabrini, funda e 28 de noviembre de 1887  la congregación de los Misioneros de San Carlos, más conocidos como Scalabrinianos cuyo objetivo son los emigrantes y también la gente de la mar Wichtig war ihm aber auch die religiöse Komponente, da der Verein sich insbesondere um das „Seelenheil“ der Auswanderer kümmerte.

1890.- A finales de 1890, en muchos puertos de Bretaña, los miembros de la Sociedad de San Vicente de Paúl habían inaugurado un programa formal de visitas a los barcos.

1894.- En Francia, los Agustinos de la Asunción habían fundado, en diciembre de 1894 La “Société des Oeuvres de Mer” con el propósito de brindar asistencia médica, material, moral y religiosa a los marinos franceses, así como a los de otras naciones, sobre todo a aquellos que cooperaban en las industrias pesqueras de alta mar de Islandia, en los Bancos de Terranova y en las Islas Faroes.

1897.- Fue en el puerto de Glasgow donde el Padre Joseph Egger, S.J., puso en marcha el primer centro del Apostolado del Mar bajo el patrocinio de la Sociedad del Apostolado de la Oración: el 4 de octubre de 1920 un pequeño grupo de devotos reorganizó la rama para los Marineros del Apostolado de la Oración en el Apostolado del Mar.

1920.- Fue entonces cuando el Hno. Shields, junto con Arthur Gannon y Peter F. Anson, que continuaron siendo la inspiración de este grupo de visitadores de barcos, internacionalmente orientado,

1921.- En la ciudad de Glasgow, nace el primer STELLA MARIS. Peter Anson ( 1889.- 1975,) cofundador del Apostolado del Mar en 1921, es el creador del logotipo  con el que se identifica el Apostolado del Mar  y a los Stella Maris.  

1922.- Se estableció el Secretariado general bajo la presidencia de. Mnr. Mackintosh, Arzobispo dela diócesis de Glasgow. El Secretario organizador continúa siéndolo, desde aquella fecha, Mr. Arthur Gannon.

     En ese año  el Consejo del Apostolado del Mar, por medio de su Presidente, el Arzobispo de Glasgow  Mnr Mackintosh, presentó un ejemplar de las constituciones del “APOSTOLATUS MARIS INTERNATIONALE CONCILIUM a la Santa Sede. Una carta del Cardenal Gasparri, Secretario de Estado, fechada 17 de abril de 1922.  transmitía la “aprobación y ánimo” del Papa Pío XI, “quien dijo entonces estas históricas palabras: "I marittimi apostoli dei marittimi

1923.-  La propaganda  del Consejo del Apostolado del mar interesó a la Acción Católica de la Mujer, de Madrid, que facilitó datos referentes a los puertos españoles

1927.- El Sr. Obispo de la Diócesis de Barcelona, Mnr. D. José Miralles y Sbert,consciente de la importancia de la Obra promueve su activdad El 23 DE ABRIL se inicia en Barcelona la actividad del AM con sede propia. Luis Maria Brugada Panizo, jesuita,  lidera y coordina la actividad del AM en Barcelona

miércoles, 12 de junio de 2019


El marino y la espiritualidad que el mar sugiere

·         El marino al hacerse a la mar, abandona la seguridad de tierra, de su familia, de sus amigos, del lugar  que le identifica: costumbres, cultura  etc

·         El marino busca más allá , en el fondo  manifiesta insatisfacción

·         No le importa vivir el riesgo  que supone contiene el mar

·         La inmensidad del mar y su poder le hace tomar conciencia de su fragilidad

·         El marino vive atento a cuanto le rodea día y noche

·         El mar sugiere muchos caminos

·         El mar inspira libertad

·         La inmensidad del mar  evoca a Dios

·         El barco  fue propuesto  a Noé como un  medio de salvación para el hombre

·         La Iglesia  es el barco de los cristianos. Los marinos cristianos  viven en el barco la cercanía de la iglesia y por lo tanto el medio de su salvación

·         Vive la necesidad de encuentro en la llegada a Puerto objetivo siempre del barco

·         Como Jonás, el creyente que navega, se ha de sentir  invitado por Dios a ser su testigo entre sus compañeros  con obras  y palabras

·         Los amigos de Jesús eran pescadores : siete de los doce apóstoles eran pescadores

·         Desde un barco nos enseñó la parábola del sembrador

·         El caminar sobre las aguas nos sugiere que la fe se pone a prueba arriesgándonos a avanzar  al encuentro de Jesús en las dificultades

·         La tempestad  calmada nos invita a confiar en la cercanía de Jesús en medio de las tormentas:” tu fe se prueba con mi silencio”, me dijo un día

·         Jesús espera en la orilla / playa (Stella Maris) a los que vienen de la mar con el pan y los peces sobre las brasas encendidas

·         El cálculo de la meridiana permite conocer la situación del buque en relación de la altura del sol sobre el horizonte al mediodía De igual modo  la situación de nuestro caminar al Padre puede determinarse teniendo como referencia a Jesús y el amor que El nos enseña en nuestro en nuestra cotidianidad

·         El puerto lugar de llegada de nuestro navegar a la casa del Padre

·         El timón( su palabra ) nos ayuda a mantener el rumbo que nos lleva al Puerto

·        Las estrellas tambien hablan :El rumbo  en la noche ( referencia de María de Nazaret en los momentos oscuros)

·         Los faros  en la costa ( hechos , palabras  y situaciones de peligros  que alertan al marino vienen de tierra

·         El marino  vive atento a los “bajos “ que se ocultan bajo el agua y hacen naufragar: tambien en peregrinaje al Padre podemos encontrar apariencias que nos hacen encallar/ naufragar

·         El viento es siempre  motivo de atención por cuanto afecta al rumbo( abatimiento), impide avanzar cuando está en contra  También recuerda al Espíritu que hace avanzar la nave. La brisa suave recuerda  , como a Eíias  la presencia de Dios

·         La propia carta   de navegación ayuda a entender y descubrir la necesidad de buscar en la Palabra de Dios , la guía el camino a seguir

·         La nube puede recordar la presencia de Dios en sus vidas  que les guía en el camino de  la libertad (éxodo ) saliendo de la esclavitud También la nube  nos recuerda  la razón de nuestra vida pues como el agua venimos de Dios , realizamos  nuestra misión  y volvemos a El

·         El riesgo nos descubre  nuestra  fragilidad  y activa nuestra oración y nuestra  confianza en Dios

·         La vela invita a mantener el alma abierta al impulso del viento del Espíritu

·         El motor del barco  habla de la constancia/perseverencia, fidelidad   y el esfuerzo que exige el seguimiento de Cristo

Juanpedro Mar